Conoce qué es la Inflación

Índices y simuladores de hipoteca

Acceso: nombre    y     contraseña

   

¿No te has registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2017: Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

Conoce qué es la Inflación

RECLAMAR IRPH
SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Uno de nuestros abogados te contestará en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales en una reclamación extrajudicial o en una posible demanda. La cantidades a recuperar de media ascienden a más de 15.000€. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.




Conoce qué es la Inflación

 

Conoce qué es la Inflación

 

    La inflación puede ser definida como un proceso de aumento continuo, sustancial y generalizado del precio de los bienes y servicios, ocasionando un desequilibrio económico. Significa un aumento en el costo de la vida y una perdida del poder adquisitivo. En palabras más sencillas las personas con el dinero de sus ingresos pueden comprar cada vez menos cosas debido al proceso inflacionista, es decir, por  la subida general en el nivel de los precios.

 

Causas de la inflación

    Las causas de la inflación pueden ser muchas e intervenir en ellas múltiples factores. Existen muchas teorías que tratan de explicar estas causas. Las más conocidas son:

    Inflación de demanda: Ponen el énfasis de la explicación de la inflación en el aumento de la demanda. Si hay aumento de la demanda y no existen bienes y servicios suficientes para atender de forma equilibrada a esta demanda, solamente habrá bienes para algunos y esto origina tensión que desemboca, en un aumento generalizado de los precios. Se basaría en esta idea: Como hay pocos bienes que los adquieran aquellos que más dinero puedan dar por ellos.

    En general se habla de demanda agregada entendida esta como el gasto total del consumo familiar,  del gasto publico, el dedicado a la  inversión y  las  exportaciones netas. Conforme aumenten los precios, el gasto será menor, ya que  con una misma cantidad de dinero se pueden conseguir menos bienes y servicios. Además esto origina otras consecuencias, ya que si el precio de los bienes y servicios es excesivamente creciente, estos serán menos competitivos en los mercados internacionales, con lo que disminuye la demanda exterior neta. Para que no existan estos desbarajustes perjudiciales, es necesario encontrar un equilibrio entre el nivel general de precios y el nivel de demanda agregada.

    Hay dos corrientes que tratan de explicar las causas de la inflación de demanda: la de  los monetaristas y la de los keynesianos. Estos últimos explican que el aumento excesivo de la demanda, es decir, aquella que no viene acompañada de una cantidad suficiente de bienes y servicios para abastecerla es debido a que la suma del gasto generado por las economías familiares, el gasto en  inversión de  las empresas y el gasto público que ponga en marcha el gobierno excede de la capacidad de producción del país.

    La otra corriente explicativa de la inflación de demanda sería la de los monetaristas; estos no buscan culpables en los agentes económicos sino que señalan que la inflación por demanda es producida por la excesiva cantidad de dinero en circulación. Puede haber un aumento del dinero disponible acompañado de una revalorización de los bienes y servicios en consonancia con el aumento del capital disponible, pero si este aumento del dinero en circulación no viene acompañado de la adecuada revalorización de los bienes, se dispondrá de mucho dinero o si se prefiere de mayor liquidez para poder gastar, esto origina excesos en los gastos y aumentos en la demanda de bienes y servicios no pudiendo ser atendida por la capacidad productiva del país, de nuevo, nos encontramos con que solo existirán bienes para una parte de la demanda, como no hay para todos, pagan los que más dinero tienen, con  lo que se llega a un aumento de los precios.

    Inflación por costos: En este caso lo que puede ocurrir es que las empresas necesiten más capital para cubrir gastos. Si  existe un incremento de las nóminas de los empleados o suben los precios de las materias primas a partir de las cuales elabora sus productos la empresa, para compensar estos gastos, puede aumentar el precio al que saldrán estos productos a la venta. En este caso se genera una espiral, pues quienes necesiten comprar estos productos también aumentaran sus precios de venta. Consecuencia generalizada: un incremento general de los precios.

    Hay que tener presente que cualquier factor económico que se encarezca excesivamente podrá conducir a otros al mismo camino originándose una reacción en cadena en la que será difícil establecer con precisión cuales han sido las causas especificas y/o en que forma o proporción  han intervenido en el proceso inflacionista.

 

Efectos de la inflación

    Los efectos de la inflación son diversos. Se considera razonable la existencia de inflación en las economías generales de los países, el problema existe cuando esta aumenta desmesuradamente y se encuentra fuera de la previsión del gobierno. Una inflación desmesurada tiene como principal efecto la perdida de poder adquisitivo por parte de los consumidores, como los precios aumentan, con la misma cantidad de dinero se pueden adquirir menos bienes y servicios. Por eso es necesario que los incrementos salariales guarden consonancia con la inflación o con el IPC (índice de precios al consumo), pero sin excederse porque si no nos encontraríamos con la inflación por costos, en la que los empresarios para compensar un aumento excesivo de los salarios, aumentan el precio a la venta de sus productos excesivamente, produciéndose la mencionada espiral de incremento generalizado de precios.

    Otro efecto es la disminución del ahorro: si los precios suben, y no se llega a fin de mes, porque no hay un equilibrio adecuado entre inflación y salarios, es necesario acudir al dinero ahorrado o ahorrar menos.

 

Medidas que se toman contra la inflación.

    Reducir la cantidad de dinero en circulación: Esto puede fácilmente conducir a congelación en los sueldos de los trabajadores y menores inversiones publicas.

    Aumentar los tipos de interés. Esto conduce al ahorro y a solicitar menos prestamos personales porque los intereses a pagar por el dinero prestado aumentan, con lo que también se reduce el dinero que hay en circulación. Hay que tener presente que  cuando el Banco Central Europeo sube el tipo de interés, significa que sube el precio al que presta el dinero a los bancos. Las entidades bancarias evidentemente también subirán (si no lo han subido ya, siendo previsores) el tipo de interés al que se prestan ellos dinero entre sí, que es el lo que marca el Euribor. Los clientes que vayan a solicitar préstamos personales verán como les aplican un interés más alto, e igualmente ocurre con las hipotecas a interés variable que tienen contratada o que vayan a contratar.

 

Como se mide la inflación.

    Para medir la inflación se recurre a índices de precios, es decir, necesitamos disponer de una cifra que nos indique el crecimiento medio de los bienes y servicios durante un periodo determinado de tiempo.

    El Índice de Precios al Consumo (IPC) que mide el nivel de los precios de los bienes y servicios que son adquiridos por los consumidores se utiliza como medidor de la inflación. El conjunto de los productos cuyos precios son estudiados conforman la llamada canasta o cesta. Se trata de productos que las personas consumen de forma regular y se estudia su variación con respecto a otra muestra anterior. Su publicación es mensual.

    Este  indicador es utilizado  como medida de la inflación, porque al medir  la variación que han tenido los precios de los bienes y servicios permiten conocer la ganancia o perdida de poder adquisitivo por parte de los consumidores.

    A través del INE (Instituto Nacional de Estadística) podemos obtener los datos de la variación anual del IPC, consiguiendo así  elaborar un gráfico que nos muestre la evolución de la inflación. (Variación anual desde 2006).

 

    La inflación bajó en julio del 2007 al 2,2% aunque el Gobierno señaló que esperaba un alza en los siguientes meses. Hay que tener en cuenta que es un dato histórico pues es la tasa de inflación más baja desde marzo del 2004 que se situó en el 2,1%. Esta baja tasa de inflación se debió a que el IPC  bajó en julio un 0,7% reduciendo así dos décimas la inflación interanual. Esto resultó ser un dato muy positivo porque acercaba a España a los niveles europeos de convergencia.

     La inflación alcanzó en septiembre de 2007, una tasa anual del 2,7%, el máximo nivel hasta este mes en el 2007. Es un claro signo de cambio brusco de tendencia. La principal causa hay que buscarla en el alza del petróleo y la subida excesiva de precios de alimentos básicos, como la leche, el pan, derivados lácteos y cereales.

    La inflación alcanza una tasa anual en octubre de 2007 del 3,6%, una variación mensual de un 1,3%. La tasa interanual pasa del 2,7% al 3,6% aumentando nueve décimas. La subida del IPC  en octubre ha tenido como causas principales, las subidas en  vestido y calzado, que subió el 9%; enseñanza 2,4%, (hay que tener presente que coincide con el inicio del curso) y el aumento del 1,9%  de los alimentos y bebidas no alcohólicas, por las fuertes subidas de alimentos básicos como la  leche y derivados lácteos,  el pan y el pollo.


Lecturas: 200