El precio de la vivienda acelera su caída.

Índices y simuladores de hipoteca

Acceso: nombre    y     contraseña

   

¿No te has registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2017: Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

El precio de la vivienda acelera su caída.

RECLAMAR IRPH
SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Uno de nuestros abogados te contestará en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales en una reclamación extrajudicial o en una posible demanda. La cantidades a recuperar de media ascienden a más de 15.000€. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.




El precio de la vivienda acelera su caída.

El precio de la vivienda no hace más que caer, lo cual es lógico dado el actual panorama económico.

    Las viviendas no tienen otra salida actualmente que bajar sus precios. Y así está ocurriendo. El mercado inmobiliario está parado. El alto número de desempleo, los problemas de la banca, las dificultades de financiación, las malas perspectivas económicas... Ante este trágico panorama, es lógico que el precio de la vivienda acelere su caída, como ha ocurrido en enero de 2013, con un descenso interanual del 13,8%. Precisamente en enero de 2013 es cuando han desparecido los beneficios fiscales por la compra de vivienda. De este modo el ajuste desde diciembre de 2007 supone ya un 35,3%. Son datos de Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa). Es evidente que los precios de las viviendas estaban por las nubes, consecuencia clara de una burbuja inmobiliaria donde se produjeron infinidad de abusos por todas las partes implicadas y no tiene otro camino que el ajuste.

    En el ciclo expansivo del mercado de la vivienda, el sector de la construcción era el gran motor de la economía española, motor de crecimiento y de empleo. Era aquello que muchos llamaron el milagro económico español, que suponía unas cifras de crecimiento en España de vértigo y que muchos países europeos contemplaban con asombro. Eran un autentico castillo de naipes, un paraíso artificial que muy pronto se podría desmoronar con el impacto de cualquier agente externo que deshiciera a la velocidad de la luz, un gigante con pies de barro. Y así ocurrió.

    Después de más de cinco años de crisis económica la luz al final del túnel no se vislumbra. Y ya son muchos los que creen intuir que ni siquiera el final del túnel existe, y que no quedará otro remedio que acostumbrase a vivir o  mejor dicho a sobrevivir en el oscuro túnel.


Lecturas: 219