Criptomonedas. Cómo invertir en criptomonedas inteligentemente y que plataformas utilizar para operar con ellas


Acceso: nombre    y     contraseña

  Mostrar contraseña
   

¿No estás registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?



Criptomonedas. Cómo invertir en criptomonedas inteligentemente y que plataformas utilizar para operar con ellas

Las criptomonedas ganan popularidad día a día. Pero antes de aventurarse a invertir en ellas conviene saber como invertir inteligentemente con ellas y saber que plataformas utilizar para operar

¿Qué son las criptomonedas? ¿Cuáles son sus características y las ventajas y desventajas de invertir en ellas?

Criptomonedas, cómo invertir inteligentemente en ellas y que plataforma utilizar para operar con ellas

Las criptomonedas son cada vez más populares y van ganando adeptos día a día. Se trata de dinero digital, es decir, online, por contraposición con las monedas o los billetes físicos.

Existen miles de criptomonedas, pero las más conocidas, utilizadas y respaldadas por muchos inversionistas o mantenedores de las mismas son Bitcoin, Ethereum, Binance Coin, Tether, Cardano, Polkadot, XRP, Litecoin… por citar algunas.

Las criptomonedas también conocidas como criptodivisas o dinero digital, son monedas virtuales que no están reguladas por los bancos centrales, ni por los estados, y, por tanto, no están bajo el control de las administraciones e instituciones de ningún país. Tampoco en torno a ellas existen bancos intermediarios que las controlen o las suministren. Las criptomonedas constituyen dinero descentralizado.

Las transacciones que se efectúan con las criptomonedas se caracterizan por su seguridad, ya que se emplean unas técnicas de cifrado criptográfico que impide la falsificación de las mismas o su duplicidad.

Además de que las transacciones con las criptomonedas son seguras, también son garantía de privacidad, ya que ninguna de las partes que interviene en la transacción debe declarar su identidad.

A diferencia de muchas transacciones tradicionales, las correspondientes a criptomonedas se zanjan en cuestión de minutos, por lo que efectivamente las monedas virtuales permiten la rapidez en los pagos.

También podemos añadir, que transacciones con criptodivisas son globales, ya que se pueden hacer intercambios o traslados de monedas virtuales desde cualquier país.

Las monedas digitales se asientan en una tecnología denominada blockchain y esto consiste en que su control se realiza mediante una base de datos descentralizada, que forma generalmente una cadena de bloques, en inglés, blockchain, cuya utilidad es la de servir de base de datos pública sobre sus transacciones financieras.

Invertir inteligentemente en criptomonedas

Hay que saber que los valores de las criptomonedas cambian de forma continua, dependiendo del mercado y por tanto de la oferta y la demanda. Actualmente existe mucha volatilidad en las monedas digitales y pueden darse cambios muy drásticos en su valor. Resulta por tanto muy conveniente invertir muy inteligentemente en criptomonedas.

Si se adquieren criptomonedas a un determinado valor hoy, puede resultar increíblemente rentable mañana, pero también existe el riesgo de que baje el precio extraordinariamente y nadie puede garantizar que vuelva a subir su valor. Por ello los analistas de las criptomonedas siempre advierten que, si se quiere invertir en ellas, hay que hacerlo con dinero que uno pueda permitirse perder.

También debemos de saber que, a diferencia de los pagos mediante tarjetas de crédito o transferencias desde las cuentas bancarias, que tienen garantías cubiertas por las personas responsables que las administran, los pagos mediante criptomonedas no son reversibles, a no ser que el vendedor envíe de vuelta el dinero.

Muchos inversionistas han ganado grandes cantidades de dinero gracias a las criptomonedas, pero también existen los que han arriesgado y han perdido importantes sumas de dinero con ellas, por ello es muy importante saber invertir en criptoactivos de forma cautelosa y sabia.

En primer lugar, resulta muy conveniente estudiar el mercado, leer y escuchar a analistas del mundo criptográfico, planificar una estrategia y ser precavido. Cuanta más y mejor información se disponga más posibilidad existirá de salir exitoso de una inversión en criptomonedas. Hay que investigar antes de invertir y por supuesto nunca endeudarse, es decir, si se quiere invertir en ellas después de haber investigado en detalle, y se dispone de dinero que no sea necesario en el futuro, ¡adelante!, pero nunca se debe pedir prestado para invertir, porque se puede acabar sin el dinero y quedarse con la deuda.

Otro consejo que tiene muy en cuenta el inversor en criptomonedas inteligente es que huye de la publicidad y del excesivo ruido. Si se anuncia una nueva criptomoneda a bombo y platillo es importante no quedarse cautivo por el canto de sirenas, sino actuar con cautela y prudencia y una vez más investigar. Se debe entrar en foros especializados en criptomonedas y conocer las opiniones que se vierten sobre la misma, leer lecturas interesantes sobre la moneda en cuestión y escuchar los análisis que realizan muchas plataformas prestigiosas.

A veces, puede existir la tentación de embarcarse en una determinada criptomoneda o proyecto que actualmente es exitoso o parece serlo y poner todo el dinero disponible en dicho proyecto o criptomoneda. Esta opción no es sabia, sino bastante imprudente. En primer lugar, solo hay que utilizar el dinero que uno se pueda permitir perder, porque si se va a necesitar en el futuro, tal vez haya que recurrir a él cuando el mercado sitúe a esa criptomoneda con un bajo valor y ello conlleve a una perdida sustancial del dinero invertido. En segundo lugar, es muy sabio diversificar el dinero disponible para invertir, ya que, si una inversión cae o falla, puede ser compensada por otra más exitosa que amortigüe la pérdida en la primera.

Otra inteligente estrategia consiste en guardar parte del dinero destinado a inversiones, para cuando el mercado baja. Si se ha comprado en un valor muy alto de la moneda y luego ha caído considerablemente, si sabiamente se ha guardado una parte del dinero sin invertir, podrá ser utilizada parcialmente esa parte para comprar más monedas a un precio bajo y así cuando vuelvan a subir de valor esas nuevas monedas compradas, ayudarán al inversor a recuperar más rápidamente el dinero invertido en la primera compra.

Ante una ganancia después de una subida importante del valor de las monedas en las que se ha invertido, resulta muchas veces muy valioso vender una parte de esas monedas para obtener ganancias y así protegerse de una posterior posible caída del valor de las mismas.

Exchanges para la compraventa de criptomonedas

Existen multitud de plataformas con las que operar con criptomonedas. Son los denominados exchanges. La plataforma más exitosa y conocida es Binance, que fue lanzada en 2017 y que tiene como criptomoeda Binance Coin, situada actualmente como la tercera moneda en el listado de CoinmarketCap.

Hay centenares de exchanges. Las plataformas más valoradas para operar con criptomonedas son Binance, Coinbase Pro, Kraken, Bitpanda, Plus500, Bitfines, Huobi Global, KuCoin, Bitstamp… por citar algunas.

Al igual que la investigación que se debe de realizar de las criptomonedas a la hora de invertir en ellas, también se debe de averiguar múltiples factores del Exchange que posiblemente se vaya a utilizar para intercambiar monedas. Si se elige una determinada plataforma para operar criptomonedas, debe ser porque se ha averiguado que es segura, fiable, efectiva, que el cliente se sienta respaldado por sus administradores ante posibles fallos o quejas y cuyas comisiones sean atractivas, es decir, que no sean altamente costosas.

Hay que estudiar su esquema de seguridad, si utiliza verificación en dos pasos, conocido como (2FA) o no lo tiene implementado. También es necesario averiguar el número de criptomonedas con las que permite operar. Cuantas más monedas estén listadas en un exchange más práctico y útil será como sistema para intercambiar monedas virtuales. También se debe de examinar su interfaz y comprobar si esta es intuitiva y amigable, es decir, fácil de utilizar y que proteja al inversor de eventuales errores que pueda cometer a la hora de comprar y vender criptoactivos.

También, comprobar si existe una doble versión del Exchange con el fin de que pueda ser utilizada tanto para principiantes como profesionales. Si ya se tienen suficientes conocimientos técnicos por parte del inversor puede ser útil un exchange que cuente solo con la versión profesional, pero si el inversor es inexperto o principiante, evidentemente resultará muy difícil su utilización por su parte y podrá cometer muchos errores.

Se debe estudiar la política de comisiones de trading del exchange. Este es un aspecto muy importante porque existe mucha variación de un intercambiador a otro y hay muchos que tienen comisiones muy baratas y por tanto atractivas, frente a otros cuyas comisiones son más caras.

Por supuesto, se debe de investigar cual es la opinión de los analistas y expertos sobre el posible exchange a utilizar para el trading criptográfico, y no solo en referencia a las comisiones que cobra, sino además su servicio de atención al cliente, el número de fallos o caídas de sistema que se hayan dado el él, su rapidez o lentitud a la hora de realizar operaciones de depósito o retiro de fondos, etc.

Debe tenerse en cuenta que siempre la investigación exhaustiva debe ser el paso previo fundamental antes de invertir en cualquier criptomoneda y antes de utilizar cualquier exchange para hacerlo.